Calchona Criatura mitad mujer mitad cordero

La Calchona es una criatura similar a un cordero u oveja lanuda pero con cabeza y manos de una mujer. Según cuenta la leyenda, este animal sería la transmutación de una bruja que por mala fortuna para ella, quedó a medio convertir sin poder recuperar su condición humana.


Descripción

La Calchona sería una criatura similar a una oveja lanuda pero con cabeza y manos de una mujer; no tiene la capacidad de hablar, mas bien la de solo emitir balidos como una oveja.
Le termino Calchona viene de la palabra mapuche calcha, lo que se traduce como mechuda, alguien con pelo muy largo y desaliñado.

Leyenda

El origen de la Calchona en la zona central se remonta a la historia de un marido que sospechaba que su mujer era bruja.

Un día la sorprendió saliendo de la casa transformada en oveja y encontró a sus hijos convertidos en zorros.

Aterrado, tomó los ungüentos que usaba su mujer y frotando con ellos a sus hijos les devolvió la fisonomía humana. Luego, botó los untos y cuando la mujer regresó vio con desesperación que todos sus bálsamos mágicos habían desaparecido.

Buscando en una acequia salvó unos restos con los que cubrió su cara y sus manos, mas no le alcanzó para completar todo el cuerpo y por ello permaneció para siempre como un ser mitad oveja y mitad mujer.

Representación de la calchona

Creencias

En muchos lugares se asevera que es semejante a una cabra u oveja lanuda, y se la relaciona a las brujas, pero generalmente se la describe como una oveja con cara y manos de mujer. También se ha sostenido que las lanas de la Calchona son profusas y de color blanco.

A veces se la ha representado como una oveja nocturna que ronda las habitaciones de los campesinos, quienes, como saben que posee ciertas características humanas, le brindan alimentos.

La han observado, además, como un ovino que sale al paso de los solitarios pidiéndoles de comer, y si estos no la satisfacen, los embiste hasta derribarlos y pisotearlos.

También se la define como una enorme oveja lanuda y nocturna que, trepada a los árboles, espera el paso de los caminantes o jinetes para caer sobre ellos provocándoles “espanto y daño”.

Otros la definen como un perro que arrastra las lanas por el suelo, encarnando a una bruja o un alma en pena.

Hay quienes piensan que si la Calchona salta a la grupa de los jinetes, los mata abrazándolos y otros creen que solo hiere de muerte a los criminales, o les murmura lúgubres amenazas, asegurándose que castiga únicamente a quienes tienen malos sentimientos.

Se dice también, que espanta por las noches a los hombres que andan solos, ataca a los hijos desobedientes y a las mujeres infieles. Los perros huyen cuando la ven convertida en un animal furioso que vaga por los caminos solitarios.

Historias

La Calchona en Rengo

Por su parte, en la localidad de Rengo, en la zona central, se la ha visto como una mujer vestida de negro que, montada en un burro, recorre los caminos asustando a quienes se la encuentran. 

La Calchona en Pumanque

En Pumanque se narra de su aparición en la Quebrada de la Vieja -un lugar de curvas y cuestas- a un aguatero que cuidaba el tranque. Una mujer se subía al anca de su caballo y desaparecía, más tarde se encontró en ese sitio una olla de greda enterrada. 

La Calchona en Chiloe

En Chiloé se la personifica, además, en la figura andrajosa de una mujer que se aproxima solicitando comida y es considerada inofensiva.