El Trauco Leyenda chilena del Incubo de Chiloé

El Trauco es una leyenda chilena de un ser mitológico similar a un duende con un sombrero hecho de ramas y lleva consigo un hacha y un bastón. Habita los bosques de Chiloé esperando encontrarse a una mujer para seducirla y copular con ella para finalmente dejarla embarazada.

Mostrar Contenidos

Resumen

El Trauco es un ser mitológico que habita los bosques de Chiloé. Se cree que esta criatura correspondería a un incubo que a pesar de su horrible apariencia, seduciría a las mujeres para copular con ellas y dejarlas embarazadas.

El trauco embaraza a las doncellas

Leyenda

La Leyenda del Trauco trata cuando una mujer se adentra sola en el bosque y el Trauco podría aparecerse y seducirla con sus habilidades mágicas, haciéndole creer que es un joven apuesto. Solo con la intención de poder satisfacer su apetito sexual con la desafortunada mujer que por lo general termina embarazada del Trauco.

El Trauco acechando a una mujer

Pero cuando el Trauco está interesado en una mujer, pero no puede tomarla ya que ésta a modo de precaución nunca sale sola al bosque. Hay algunas señales que nos podrían indicar las intenciones de este maligno ser.

  1. Excrementos amarillos frente a la casa.
    Cuando el Trauco está interesado en una mujer, este hace notar su parecencia depositando sus excrementos amarillos frente a la puerta de la casa.
  2. Sueños libidinosos.
    Cuando el Trauco va a visitar a la mujer, en las noches previas, este le influye sueños eróticos a la mujer para poder seducirla y convencerla de tener un encuentro sexual con él.

¿Que hacer si te encuentras con el Trauco?
El Trauco no actua frente a otras personas ya que siempre está alerta, por eso se aconseja acompañar a las mujeres de la casa en todo momento.

El trauco no ataca a las mujeres, pero si un hombre molesta al Trauco, este es capaz de matarle o quebrárle los huesos con tan solo mirarle.

Igualmente mediante su mágico aliento se dice que puede torcerle la boca, dejarlo jorobado, atontado, mudo, y condenarlo a morir en poco tiempo.

Cómo es el Trauco

Como es el Trauco

El Trauco es una criatura de aspecto varonil, cara rugosa, nariz prominente, baja estatura muy similar a los duendes y lo mas particular es que en lugar de pies, solo tiene un par de muñones.

El Trauco viste ropa hecha de una enredadera llamada Quilinea, lleva un sombrero hecho del mismo material en forma de cono y siempre lleva un bastón llamado Pahueldún, que le ayuda a transportarse por los bosques.

Además cuenta con una pequeña hacha de piedra que se dice que es capaz de cortar cualquier árbol con tan solo tres golpes.

Características del Trauco

El Trauco se caracteriza por poseer una enorme fuerza y tiene el poder de hacer daño a distancia hasta el punto de llegar a quebrar los huesos de una persona con tan solo mirarlo.

Además el Trauco tiene la envidiable habilidad de seducir a las mujeres con tan solo mirarlas. Se cree que con su fétido aliento es capaz de introducirse en los sueños de sus victimas para seducirlas y posteriormente copular con ellas.

Esposa del Trauco

La esposa del Trauco se llama la Fiura quien también es su hija, la cual nació de una relación que tuvo con la Condená. El trauco vive con su esposa con la cual tendría varios hijos de similares características.

Como vive el Trauco

El trauco vive junto a la Fiura al interior de los troncos huecos de los árboles o en pequeñas cavernas y sólo se alimenta de naranjitas, los frutos de la planta quilineja.

Origen del Trauco

El origen del Trauco no es muy claro, se sabe que es originario de Chile pero las características varían entre cada pueblo como por ejemplo:

Mapuche:
De acuerdo a la mitología mapuche el nombre del Trauco proviene de trau que significa “juntarse” y co que significa “agua” y su origen estaría vinculado a la serpiente maligna Kai Kai Vilu, algunos aseguran que el Trauco sería hijo de esta serpiente, pero no está del todo claro.

Uilliche:
Los huilliche de San Juan de la Costa definen al Trauco como un hombre muy alto, de horrible rostro, de larguísimos cabellos y barbas, vestido de un musgo llamado pompoñ.
Solo se aparece a las mujeres solteras, a quienes lleva a sus aposentos en bosques y quebradas.

Otras creencias
Otros aseguran que el Trauco se trataría del alma de un niño no bautizado que vaga por los bosques.

Pero hay quienes creen que es la encarnación de uno de los espíritus expulsados del cielo que, no pudiendo entrar al infierno, se convirtió en un hombrecillo maligno.