Chica Paranormal

chica-paranormal

Mi abuelo y yo éramos los únicos que todavía estábamos despiertos ya que nos habíamos quedado viendo el noticiero de las 10 de la noche.

Hasta que en un momento decidí irme a la cama y al entrar al dormitorio, vi al otro lado de la habitación, una mujer joven muy alta, delgada, de piel blanca y con una cabellera que le llegaba un poco mas abajo de los hombros. Llevaba un vestido blanco con mangas largas y lo que mas me llamo la atención fue su mirada, como si estuviera triste.

Recuerdo que acerqué mi cabeza hacia adelante para mirar mejor y pude ver la pared a través de ella.

No recuerdo haber estado asustada, curiosamente solo un tanto sorprendida, quizás por la tristeza que reflejaba su rostro.

Lentamente di media vuelta y volví a la sala para contarle lo que había visto a mi abuelo.

Se echó a reír y dijo con su clásico tono de sarcasmo: “No me digas que ahora tu también ves a la chica paranormal.”

… Le quedé mirando un tanto sorprendida por su respuesta.

El me dijo, “No seas tonta pequeña, solo estaba bromeando. Seguramente fue el velo de la cortina”.

Yo sabía lo que había visto, y aún así, decidí dormir en la misma habitación aquella noche para ver si se aparecía nuevamente ese “fantasma”.

Muchos años después, cuando mis abuelos ya habían fallecido. Mi papá decidió vender ambas casas y mudarnos a otra ciudad.

Fue ese día cuando estábamos empacando los álbumes de fotos cuando una se desprendió.

Mi papá la tomo y se puso algo triste y me dijo:

“Ella era mi hermana mayor, quien falleció cuando yo aún era un niño”

No pude cree lo que estaba viendo, era la misma chica que se me apareció aquella noche y curiosamente era muy similar a mi.

Mi papá me comentó que yo llevaba el mismo nombre y que me parecía mucho ella.

Ahora de adulta, a pesar de ser escéptica, no puedo explicar lo que sucedió aquella noche cuando era pequeña.

Comentarios