Edificio en calle Carmen

edificio-calle-carmen-8-historias-fantasmas-santiago-chile

En Abril del año 1997, comenzaron a ocurrir extraños fenómenos en el edificio ubicado en calle Carmen #8, en la comuna de Santiago.

Una ejecutiva que trabajaba en el edificio, cuenta que un día subió al ascensor y se encuentra con un niño de unos seis años cargando unos juguetes entre sus brazos.

El niño sale caminando del ascensor por el pasillo hasta que finalmente desaparece por la pared.

Al presenciar esto, la mujer sufre un ataque de histeria por lo que tuvo que ser atendida por personal del edificio.

El caso se popularizó por la prenda y a los pocos días comienzan a aparecer mas relatos sobre otras experiencias ocurridas en el lugar.

Testimonio del nochero del edificio.

El relato fue recogido por la periodista Sonia Rivas que dice así:

“Un viernes por la noche, cuando estaba solo, sonó un anexo y me pareció extraño porque a esa hora la central queda desconectada y todas las llamadas se canalizan por un teléfono y este no era el anexo. Contesté y me salió la voz de un niño.

Me dijo …  Hola.

Y yo le seguí el juego, porque siempre me han gustado los niños por qué se trataba de un llamado que venía de afuera del edificio, a pesar de que estaba desconectada la central.

Y este fue el diálogo que sostuvimos:
— Con quién hablo?
— Yo… yo
— Quién eres?
— ¡Quiero jugar!
— ¿Tienes mamá?
— …
— ¿Tienes papá?
— …
— ¿Tienes hermanitos con quién jugar?
— No, hermanos no.
— ¿Que te pasa?
— Estoy solo; me siento solo. Estoy aburrido, quiero jugar.
— Ahora estoy ocupado, pero más rato te puedo llamar para que juguemos por teléfono, dónde vives?
— Aquí
— Pero sí este es un edificio, dónde vives?
— ¡Aquí!
— Bueno, dame tu teléfono para llamarte.

El niño dicta el mismo número de la central del edificio

— Oye, pero sí ese es el número de esta empresa.
— No, este teléfono es mío
— No, te equivocaste; dame el número de tu casa.
— No, este teléfono es mío, yo vivo aquí.
— Bueno te llamo más rato, chao.
— Chao

Tiempo después, tras conocer el encuentro de la ejecutiva con el pequeño, el nochero se dio cuenta de quien era el niño con el que estaba hablando.

Testimonio de un antiguo empleado

Otros encuentros con el fantasma del niño de la calle Carmen, los tuvo un antiguo empleado del edificio llamado Héctor Toro.

El cuenta que vio al niño a los salida del ascensor, describiéndolo como de cinco años, bonito, delgado, vistiendo unos jeans y una polera.

Al consultar por aquel niño en portería, le dijeron que no había ingresado al edificio aquel día un niño con esas características.

Testimonio de dos Ingenieros

En el año 1997, dos ingenieros que realizaban labores hasta altas horas de la noche, percibieron el llanto de un niño proveniente desde las escaleras del edificio.

Salieron a auxiliarlo pero no lo encontraron. Luego el llanto de repitió, pero esta vez a sus espaldas.

Salieron rápidamente de la habitación y nunca más volvieron a trabajar de noche en aquel lugar.

Ubicación

Carmen 8, Santiago Centro
Santiago, Chile

Comentarios