El Imbunche Leyenda chilena del guardian de la cueva de los brujos de Chiloé

Creación de un Imbunche

Seleccionar a un niño

Los brujos seleccionan a un niño pequeño con menos de tres semanas de vida. Existen tres maneras en que los brujos pueden conseguir a un pequeño:

  1. Los propios padres son quienes entregan al pequeño a cambio de valiosos objetos.
  2. Puede ser un hijo de un brujo, quien lo entrega a la Mayoría.
  3. Un niño robado de los brazos de su madre.

Al niño seleccionado se le llama ivuncoñi y debe estar sin bautizar, en caso de estarlo, el brujo debe rasparle el bautismo antes de comenzar con la transformación.

Brujo robando a un bebe
Brujo robando a un bebe

Transformar al niño en Imbunche

En primer lugar, los brujos le quiebran la pierna izquierda, la tuercen y se la adosan a la espalda para que no pueda huir y que sólo pueda dar unos torpes brincos.

Luego le tuercen la cabeza hasta darla vuelta, posteriormente le dislocan los hombros, caderas y rodillas. Finalmente le obstruyen todos los orificios del cuerpo a excepción de la boca.

El imbunche en su cueva
El imbunche en su cueva

El Imbunche es encerrado desnudo en una cueva y el único contacto que tiene es con los brujos que lo alimentan con leche de cabra negra.

A los tres meses, le parten la lengua en dos, al igual que una serpiente, para que no pueda hablar.

Con el pasar de los meses, al Imbunche se le comienza a engordar la panza y a crecer unos pelos gruesos y de un color blancuzco, producto de los masajes que se le hacen con una hierba llamada Picochihuín.

Dibujo del imbunche con su pierna quebrada por la espalda
Dibujo del imbunche con su pierna quebrada por la espalda

¿De que se alimenta el Imbunche?

Una vez que el Imbunche madura, el pelo y la barba le crecen desmesuradamente ya que le dan de beber jugo de la misma hierba.

Su alimentación cambia radicalmente y a partir de este momento sólo es alimentado con carne humana extraída de los cementerios.

Durante toda su vida, el Imbunche depende de los brujos para alimentarse, especialmente de los acarreadores, y si no es alimentado, escapa de la cueva dando espantosos gritos.

Un imbunche puede vivir hasta ciento cincuenta años; para que su existencia sea duradera se le baña cada cierto tiempo con aceite humano.

Foto del imbunche
Foto del imbunche

¿Para que los brujos crean un Imbunche?

Una vez que el Imbunche alcanza la adultez, es designado como el portero de la cueva y nadie puede ingresar a ella sin realizar el obseno ritual de besarle el trasero y hacerle una reverencia en señal de sumisión.

Él agradecerá tal gesto lamiendo el rostro del recién llegado. Similares ademanes deben realizarse al salir.

A pesar de no hablar, el imbunche participa y en muchas ocasiones arbitra como patriarca en las reuniones de los brujos.

Cuando estos quieren hacer un mal le consultan y él responde moviendo su cabeza en forma negativa o afirmativa, emitiendo mugidos, gritos de animales o sonidos guturales y ásperos; otros dicen que lo hace con una voz formidable y aterradora.

Además de consultor de los brujos se le atribuye ser instrumento de sus venganzas y maleficios. A veces los brujos lo sacan de la cueva para que los acompañe en sus correrías y si se resiste porque le es muy doloroso caminar, lo azotan de modo cruel y sus gritos se escuchan desde lejos.

Imbunche en su cueva oscura
Imbunche en su cueva oscura

Cuando esto sucede la gente cierra puertas y ventanas, pues cruzarse con el imbunche puede provocar quedar sumido en la locura.

Otros dicen que si lanza sus horribles balidos por el campo es porque los brujos lo golpean para que anuncie enfermedades o muertes: los sonidos que emite corresponden al espíritu de las víctimas a quienes liquidará.

Para contrarrestar aquellas acciones se puede usar la planta llamada chinchín, en baños y sahumerios, o como amuleto en las cunas.

Después de que un imbunche ha muerto, aún es útil a los brujos, quienes lo muelen en un mortero y su polvo, llamado “charqui de imbunche”, es usado para preparar pociones mágicas.

Dibujo imbunche saliendo de su cueva
Dibujo imbunche saliendo de su cueva

Otros nombres con los que se conoce al Imbunche:

  • Invunche
  • Butamacho
  • Buta
  • Machucho
  • Chivato de la cueva

Comentarios