Casona Dubois La casa embrujada de Quinta Normal | Santiago

La Casona Dubois es una casa embrujada en la comuna de Quinta Normal que concentra mucha actividad paranormal y es considerada como una de las casas mas embrujadas de Santiago ya que según la leyenda, la familia Dubois habría concebido un hijo producto de la brujería.

Contenidos

Historia

La familia Dubois

Esta histórica casona se encuentra ubicada en Santiago de Chile y fue propiedad del aristócrata Andrés Dubois, un ingeniero europeo de mucho prestigio quien vivió junto a su esposa Rose Biravel.

Foto antigua

La Gárgola

La familia Dubois, ante la imposibilidad de poder tener hijos, recurrió a la magia de una bruja, quien les pidió erigir en el jardín, un ídolo de la fertilidad con la forma de una horrible gárgola andrógena.

Gárgola andrógina

Así lo hicieron y al poco tiempo, su esposa quedó embarazada.

Tras una larga y ansiada espera, llegó la hora del parto, pero lo que salió de sucedió dejó a la pareja sumidos en la locura.

El Engendro

El ingeniero, al ver una criatura deforme saliendo del vientre de su amada, tomó la drástica decisión de asesinar a su hijo y lo enterró en el patio de la misma casa, en una pequeña tumba que hasta hace poco podía verse en el jardín.

Doña Rose, no pudo con su pena y acabó con su vida de la peor forma, ahorcándose en el interior de la casona.

El final de Dubois no tardó en llegar, a los pocos años de ocurrida la tragedia, murió arruinado y sin cordura.

Testimonios

Se dice que en algunas dependencias del inmueble, aparece el fantasma del dueño de casa y su cónyuge.

La Medium

Una conocida médium chilena que una vez entró a la propiedad para realizar un reportaje para la televisión, aseguró lo siguiente:

En esa casa hay mucho dolor, al entrar me sentí ahogada y después viví hechos paranormales.

Yo pensaba que era un mito urbano lo de la casa embrujada, pero me encontré con energías muy fuertes. Sentí la presencia de un hombre castigador, una mujer que sufre y una niña de 4 a 5 años que se me cruzaba a cada rato. Se siente el carácter de las personas, se siente la pérdida de esa niña, el dolor y, curiosamente, un profundo olor a podrido.

En la actualidad, el lugar es un centro cultural en poder de la municipalidad de Quinta Normal, las apariciones de fantasmas, perros negros, espíritus de niños, duendes y otros accidentes terribles son habituales para los vecinos.

La Recepcionista

Pamela, la recepcionista del centro cultural, cuenta una anécdota de lo más siniestra:

Una vez fui al baño a limpiar y por el lado derecho escuché que alguien me decía al oído… “largo de aquí”.

La gestora cultural Ana María Puebla dice:

Una monitora vio como las tapas de los baños se abrían y cerraban solas.

Y los maestros me dijeron que veían a una niña aparecer y desaparecer, y que inexplicablemente se les perdían las herramientas

El Coordinador

Boris Solís, coordinador del centro, ha escuchado todas estas historias, y lejos de asustarse, las encuentra entretenidas.

_Hasta ahora los fantasmas son buena onda, nos caen bien, _Pero hay algo que todavía no podemos entender.

_Adentro tenemos 36 ampolletas y el primer día se reventaron 35, l_as volvimos a poner y a los tres días se reventaron casi todas.

Ubicación

Ayuntamiento 1650, Quinta Normal
Santiago, Chile