guajona-leyenda-espanola-bruja-cantabria

Guajona - Bruja de Cantabria

La Guajona es una bruja originaria de Cantabria, se asemeja a una mujer anciana de un horrible aspecto que por las noches le chupa la sangre a los niños pequeños mientras duermen.


Esta bruja está cubierta de pies a cabeza con una vieja capa delgada y negra, sus manos y pies son como las patas de un ave, su cara es amarillenta y con muchas verrugas, ásperas y peludas. Sus ojos son pequeños y brillantes como estrellas, de nariz aguileña una menuda boca que esconde un enorme diente afilado, tan largo que llega hasta su barbilla que utiliza para succionar la sangre.

Suele salir por la noches y se esconde por entre las sombras. Se desconoce dónde duerme durante el día, aunque se sospecha que se esconde bajo tierra.

La Guajona llega sigilosamente a las casas sin ser notada y camina silenciosamente hacia los niños pequeños con la intención de chuparles la sangre mientras duermen, clavándole su enorme diente en las pequeñas venas.

Ella no los mata, en lugar de eso los deja casi sin sangre para que cuando se despierten por la mañana estén cansados, pálidos y descoloridos.