zombies-leyenda-muertos-vivientes

Zombies - Leyenda de los muertos vivientes

Mejor conocido como Zombi, es el no muerto más famoso en la cultura fantástica, una de las criaturas más temidas, abominables y fuertes que jamás hayan existido.


Características

El zombie sería un muerto viviente, es decir, el cadáver caminante de una persona ya muerta. El zombie no tiene alma, se desplaza como una criatura sin emociones, recuerdos o algo de humanidad y simplemente se guía por sus funciones básicas que vienen siendo alimentarse de carne (en mayoría de casos humana).

En la Edad Media se creía que los zombies eran personas que no habían sido enterradas de la manera correcta por lo que regresaban como muertos vivientes para vengarse y causar destrozos. Esta concepción se vio alterada en años posteriores cuando el Vudú nos mostró una nueva clase de zombie, una persona que ya muerta es resucitada por un hechicero para que le sirva. No obstante esta clase de zombie no devoraba carne y conservaba tanto su alma como algunos de sus recuerdos. Finalmente la concepción de zombie cambió una vez más en el siglo XX mostrando a seres que de manera deteriorada avanzaban lentamente, atacaban personas, estando muertos. Ahora, en el siglo XXI, se nos ha mostrado una nueva versión de un zombie más salvaje y violento, del que se hablará más adelante.

Origen

El origen de un zombie, según la cultura popular, se da a través de una infección. Se le considera al zombismo una enfermedad que se propaga a través de un virus, es decir, un organismo que infecta las células, matándolas para luego mantenerlas reanimadas. Así es como la persona muere y dependiendo del virus se convertiría en zombie. El contagio de esta infección se puede dar a través de rasguños o mordidas de otro zombie. Luego de una mordida, el tiempo que toma volverse zombie variaría dependiendo de la persona y sus sistema inmunológico. Por ejemplo en algunos casos puede tomar desde doce segundos hasta dos horas, máximo tres. Se dice que si un zombie te muerde lo mejor que se puede hacer es, inmediatamente, cortarse el miembro mordido o la parte de la piel infectada para que el virus no ingrese al resto del cuerpo.

Como matar a un Zombie

Para matar un zombie es necesario dispararles en la cabeza (No cortárselas pues eso sólo mata al cuerpo más no a la cabeza). La cabeza es su punto débil ya que los zombies se logran desplazar gracias a una pequeña carga eléctrica que se mantiene en su cerebro, lo suficientemente potente para facilitar sus movimientos. Se cree que esta misma carga se encuentra sobre la región del cerebro a cargo de la agresividad lo que de hecho es la razón por la cual sean tan violentos. También la carga estaría encima de la región cerebral encargada del hambre, por eso tienen la necesidad de comer. Su alimentación no está necesariamente basada en cerebros como muchas personas creen. Los zombies se alimentan de cualquier parte del cuerpo de la persona a la que atacan.

Otra forma de matar a un zombie es destruyendo su cuerpo lo que se logra quemándolo. Muchas veces se ha aconsejado que incluso luego de rematar a un zombie disparándole en la cabeza, se debe carbonizar su cuerpo para asegurar finalmente su destrucción.

Los zombies no se atacan unos a otros porque se identifican debido al aroma. Sus sentidos de la vista y el oído están deteriorados por lo cual dependen del olfato a gran escala. Logran identificar a una persona viva de un zombie diferenciando los olores de sangre coagulada con el de sangre fresca. Pese a que sus sentidos de la vista y oído no son tan buenos, las luces y los ruidos fuertes los atraen.

Los zombies en su mayoría caminan lentamente, no pueden correr ni subir escaleras y conforme más pasa el tiempo más se van degradando. Ya que el zombie es un cadáver caminante, su cuerpo se deteriora lentamente lo que a largo plazo, en un periodo de 50 a 100 años, el cuerpo estaría tan degradado que ya no podría moverse.

Tipos de Zombies

Hoy en día se sabe de seis tipos básicos de zombie: 1. Zombie Vudú: El zombie vudú es el caso de una persona que regresa a la vida luego de morir debido a un rito mágico hecho por un houngan o hechicero del vudú. Tiene una función básica. Una persona muere y es enterrada para luego ser desenterrada por el hechicero y resucitada en un acto de magia negra. La persona vuelve como zombie, un esclavo en trance del houngan. Estos casos sí han sido reales y comunes en Haití, Jamaica y otras islas del Caribe. Incluso se llegó a saber de un houngan que tenía un ejército de zombies trabajando para él en plantaciones de caña. No obstante este tipo de zombie no es peligroso a menos que el hechicero les ordene serlo. Si el trance se rompe, el zombie vuelve a ser una persona viva normal con todos sus recuerdos, es decir, se cura. Luego de múltiples investigaciones se descubrió que este tipo de zombies eran en realidad una estafa pues los houngan lo que hacían era drogar a las personas con sustancias que les hicieran parecer muertos, para luego darles un antídoto que quitara los efectos de la droga, en otras palabras, hiciera parecer que los resucitaba.

  1. Zombie Épico: O los zombies de la época medieval. Son no muertos que por no tener un buen entierro regresaron a la Tierra a crear caos. Estos zombies no infectan con sus mordidas, con más salvajes y casi siempre tienen poderes oscuros. Algunos ejemplos son el draugr, haugbui, vampiros, etc.

  2. Caminante o Walker: Los caminantes son los clásicos zombies que se desplazan lentamente, son salvajes, infectan con su mordida y se les mata con un disparo en la cabeza. Son lentos, sus cuerpos están en continua degradación y no son tan fuertes. El verdadero peligro de los caminantes es cuando te los encuentras en grandes grupos.

  3. Corredor o Runner: Estos son los zombies del Siglo XXI creados por Hollywood y los videojuegos. Cuando la gente empezó a aburrirse de los clásicos zombies de los cuales podías huir caminando un poco más rápido que ellos, crearon a los Corredores. Estos zombies son mucho más fieros, pueden correr, hacer acrobacias, desplazarse más rápido, tienen gritos de guerra, la habilidad de subir escaleras e incluso saltar bastante alto o de escalar. Estos zombies son los más fieros, salvajes y mortíferos que existen. También se les mataría con un disparo en la cabeza pero sería más difícil darles porque rara vez están quietos. Sólo caminan cuando no hay comida qué perseguir y entonces se dice que están en un estado de “Hibernación”. Si hay comida se vuelen salvajes al atacar. Corren a grandes velocidades. En este tipo de zombies la enfermedad que les afectaría no sería un virus común sino un tipo de rabia humana.

  4. Arrastrados: Son zombies que han perdido funcionalidad en sus piernas por lo que están en las necesidades de arrastrarse en el suelo. Son los más débiles y lentos de todos. Normalmente no resultan peligrosos a menos que su víctima tampoco pueda huir más que arrastrándose.

  5. Zombies Apocalípticos: El Apocalipsis Zombie es un tema favorito de novelas, películas y videojuegos. Pues se refiere al fin del mundo en manos de una pandemia zombie. Los zombies apocalípticos son aquellos que serían responsables de este tipo de epidemia. Los hay de varias clases, tamaños y formas.